19
Dom, May

Caso insólito, demandó por falsificación de documentos y el actuario del juzgado le falsifica su firma en un acuerdo

Municipios
Typography

Caso insólito, demandó por falsificación de documentos y el actuario del juzgado le falsifica su firma en un acuerdo

Tras demandar al funcionario, se lleva la sorpresa que el juez  de control le dice que no es delito falsificar firmas

Acapulco Gro., 19 de diciembre del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) Como un caso insólito, el comerciante Policarpio Pineda Baltazar, demandó a unos particulares por falsificación de documentos ante el ministerio público, el juez le niega le ordena aprehensión y lo que es peor, no le notifican a la agraviado y en vez de eso, el actuario falsifica su firma hace un acuerdo y se lo presenta al juez.

El comerciante  al darse cuenta de ese acto que violentó  sus derechos, ahora demandó al actuario por falsificación de documentos y cuando se dio la primera audiencia, el juez le dice al agraviado que no es delito la falsificación de documentos; antes los inculpados se había reunido en privado con el juez.

Todo inició el 9 de marzo del 2012, mediante pedimento penal 51/2012 el agente del ministerio público investigador, consignó sin detenidos, al juez del conocimiento, la averiguación previa TAB/CAZ/06/0998/2011 ejerciendo la acción penal y de reparación del daño en contra de Gregorio Cortez García, Julio Marco Matías, Guillermo Salomón Molina Martínez y Salvador Valdovinos Salmerón, como probables responsables del delito de “usos de documentos falsos o alterados y falsedad ante la autoridad, en agravio de Pineda Baltazar, solicitando la orden de aprehensión.

El juez octavo penal de primera instancia del Distrito Judicial de Tabares, Alfredo Sánchez Sánchez, ordenó al actuario del juzgado, Cristian Terán Arcos, que notifique personalmente al agraviado Pineda Baltazar, para ejercer du derecho de defensa, sin embargo, no lo hizo y lo que es peor, realizó un acuerdo para llevarlo al juez falsificando la firma del agraviado.

Luego de estos hechos, Pineda Baltazar, acudió al ministerio público del sector de la Zapata, a denunciar la falsificación de documentos en contra del actuario del juzgado Terán Arcos, tiempo después se investigó el caso y mediante peritajes, se encontró que el funcionario del Tribunal Superior de Justicia, efectivamente, había incurrido en falsificación de firma.

Ante esa situación, el ministerio público, pidió al juez de control, que se citara al falsificador del firma, para se vinculara a proceso por ese acto, sin embargo, 13 diciembre del 2018 mediante una audiencia en la carpeta 242/1/2018  con el inculpado, el juez Víctor Nava Casarrubias,  dijo que a pesar del peritaje, determinó que no es delito el que un actuario del Tribunal Superior de Justicia, falsifique documentos.

Curiosamente, minutos antes de que el juez diera esa resolución, cortó la audiencia, para llamar al ministerio público y  a la defensora de Terán Arcos, a su oficina en privado y saliendo de ahí,  determinó que no existe ningún delito de falsificación de documentos. Casi a punto de infartarse, Pineda Baltazar hizo la denuncia pública, donde muestra que en Guerrero no hay justicia.