05
Dom, Feb

Wimbledon permitirá el uso de ropa interior oscura tras las presiones de las tenistas

Deportes
Typography

El torneo londinense solo dejaba usar ropa blanca, también interior, pero las jugadoras se quejaron por la posibilidad de manchar durante la menstruación

(ABC).- El torneo de Wimbledon ha accedido a la petición de las tenistas para permitir el uso de ropa interior de color oscuro durante el torneo que se celebra en el tradicional All England Tennis Club de Londres. Entre sus muchas normas, hasta el momento se exigía vestir completamente de blanco, incluida la ropa interior, lo que generaba una cierta incomodidad y pudor a las jugadoras que temían manchar durante los días menstruación.

La directora ejecutiva Sally Bolton afirmó que desde el torneo están «comprometidos a apoyar a las jugadoras y escuchar sus comentarios sobre cómo pueden rendir al máximo» y que tras varias consultas habían decidido «actualizar la regla de vestimenta blanca en Wimbledon».

«Esto significa que, a partir del próximo año, las mujeres y niñas que compitan en The Championships tendrán la opción de usar ropa interior de color si así lo desean. Esperamos que esto ayude a las jugadoras a concentrarse únicamente en su desempeño al aliviar una fuente potencial de ansiedad», reconoció.

Las jugadoras del Manchester City logran que el pantalón cambie a color oscuro para evitar la incomodidad y la inseguridad por la posibilidad de manchar durante la menstruación

Wimbledon añadió la obligación de usar ropa interior blanca, tanto en hombres como en mujeres, en 2014. Desde entonces, con más o menos presión, figuras como la legendaria Billie Jean-King comenzaron una campaña para que, al menos a las mujeres, les permitieran usar ropa interior oscura.

Esta actualización de las normas viene meses después de que futbolistas del Manchester City lograran que la marca que viste al equipo cambiara el pantalón blanco por uno oscuro. Tanto estas como las tenistas se quejaban de la estigmatización que sufrían durante el torneo y, sobre todo, la posible ansiedad y preocupación que les generaba estar pendientes de su menstruación mientras competían.