02
Lun, Ago

López Obrador pierde la mayoría para reformar la Constitución

Estados
Typography

La oposición mexicana, con el PAN como segundo partido más votado, ha conseguido poner freno al presidente, con pobres resultados en la capital

(ABC).- Pese a jugar con ventaja gracias a su engrasado sistema de propaganda y a una oposición sin líder mediático que le haga frente, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ( AMLO). ha perdido la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Su formación, Morena, con 197 diputados, no alcanza por sí sola la mayoría absoluta que poseía en la anterior legislatura en la que ostentaba 256 integrantes en el Congreso. Aun así, esto supone un freno para su ansiada reforma de la Constitución o su intención de renovar el Instituto Nacional Electoral o el Poder Judicial ya que se quedan lejos de la mayoría cualificada necesaria para poder ejercer estos controvertidos trámites parlamentarios. No obstante, gracias a su unión con partidos afines, con los que acudía a las elecciones en la alianza ‘Juntos hacemos historia’, podrá reunir una mayoría absoluta que le otorgará la aprobación de leyes y normas.

 

El PAN suma 34 diputados más que las elecciones pasadas, alcanzando los 111 diputados. Esto convierte al partido que define la derecha mexicana como el segundo más votado, pero sin alcanzar la mayoría absoluta junto a el PRI y el PRD, este último socialista y alejado del neoliberalismo. Los tres partidos que hacían frente a la fuerza de López Obrador suman 197 diputados, exactamente la misma cifra que reúne Morena por sí solo. El PRI, PAN y PRD han conseguido afianzar un contrapeso a AMLO con un aumento del 40%.

 

En las hasta ahora elecciones más grandes de la democracia de México también se elegían los gobernadores en 15 de los 32 estados que integran la nación. Morena se ha alzado con el poder en 11 de los 15 en disputa, aunque todos por mayoría simple. El PRI (partido del que formaba parte el expresidente Peña Nieto) desaparece y se queda sin sus ocho estados.

 

El rictus circunspecto de Andrés Manuel López al ir a votar al Antiguo Palacio del Arzobispado, anexo a su residencia en el Palacio Nacional, augura la pérdida de votos de Morena. A pesar de no lograr la mayoría absoluta y con una tendencia de Morena claramente a la baja, el presidente ha declarado que se siente «feliz, feliz, feliz». Quizás esperaba que la pérdida de votos fuera aún mayor, pero lo cierto es que la Cámara de Diputados se verá más fragmentada por lo que el presidente no podrá realizar las reformas que había anunciado desde sus conferencias ‘Mañaneras’.

 

Cabezas humanas

Además, puede ser que AMLO deba hacer un cambio en sus casi inexistentes propuestas medioambientales debido al avance del Partido Verde, que ha cuadriplicado su presencia en el Congreso. El partido ecologista, con el que no comulga Greenpeace, se convierte para Morena en un socio preferente para la consecución de mayorías.

De los 93,5 millones de mexicanos llamados a las urnas un 52% han acudido a votar. Un dato que se consideraría muy bajo en Europa, pero que supera las elecciones de los últimos diez años celebradas en México. En ocasiones, y sobre todo en zonas remotas, se convierte en una hazaña el ir votar en México como demuestran las aglomeraciones para acceder a los colegios electorales y múltiples altercados alarmantes. Durante la jornada electoral dos cabezas humanas fueron arrojadas en Tijuana, una bomba de mano desactivada fue hallada al oeste de Ciudad de México y un total de 17 personas resultaron detenidas en Tamaulipas acusados de comprar votos para Morena.