11
Lun, Nov

Última hora de Mariano de la Viña: su respuesta neurológica «comienza a ser positiva»

Mundo
Typography

El banderillero, con «febrícula discreta», se mantiene estable dentro de la gravedad en la UCI tras su terrorífica cornada en Zaragoza

Comienza a verse luz tras el negro túnel. La respuesta neurológica de Mariano de la Viña tras quitarle la sedación ha comenzado a ser positiva. Así lo explica el parte médico que llega desde la clínica Quirón de Zaragozad, donde el banderillero de Enrique Ponce continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Según el último parte médico, Mariano de la Viña permanece «estable dentro de la gravedad». Y añade el informe: «Tras la retirada de la sedación, la respuesta neurológica del paciente comienza a ser positiva», si bien presenta «febrícula discreta».

Otra de las noticias positivas y esperanzadoras es que, según detalle el informe médico, la pierna herida tiene «buena circulación arterial y venosa».

El equipo del doctor Val-Carreres, que salvó la vida en la enfermería al subalterno, ha realizado una nueva cura de heridas, «que presentan buen aspecto». También se explica que «se ha vuelto a movilizar parcialmente el drenaje de Mikulicz».

El pronóstico, según finaliza el parte médico, «continúa siendo grave».

Este era el desgarrador parte médico tras la cornada

Dos heridas por asta de toro y traumatismo craneoencefálico.

Una herida por asta de toro a nivel de triángulo Scarpa derecho con orificio de entrada de 12 centímetros y dos trayectorias, una ascendente de 27 centímetros que arranca la arteria femoral superficial y rompe en su porción distal la arteria iliaca interna. Con rotura de los músculos sartorio y adductor mediano penetrando en espacio retroperitoneal.

Una segunda herida por asta de toro a nivel de la región glútea izquierda con orificio de entrada de 8 centímetros y trayectoria hacia delante de 22 centímetros que penetra por la escotadura ciática alcanzando el espacio situado entre recto y vejiga tras arrancar la arteria iliaca interna izquierda en su origen.

Traumatismo craneoencefálico pendiente de diagnóstico por la imagen. El herido ingresa en la enfermería en situación cataclísmica, inconsciente, con una hemorragia de gran intensidad. Pronóstico muy grave que sí le impide continuar la lidia.